Mas rindes, mas ingeniería en cosechadoras

La inversion sigue, al menos en implementos agricolas, para una mejor trilla se trabaja en el dia a dia para hacer una buena recoleccion y copiando los rindes para llevar un control de terreno.

Llegó una nueva generación de cosechadoras inteligentes al campo argentino

La evolución de las Series 150 y 250 de Case IH se adaptan a cualquier tipo de terreno y aseguran la máxima calidad de los granos.

La importancia de los agronegocios en el escenario mundial crece cada día y es por eso que hoy se valoran mucho más la eficiencia y el rendimiento. Dinámico y competitivo, el campo argentino ocupa un lugar de privilegio en ese contexto global porque sabe trabajar con las últimas tecnologías. En lo que a maquinaria se refiere, una prueba de ello es el lanzamiento de las nuevas cosechadoras Axial-Flow de las Series 150 y 250 de Case IH, un nuevo salto en la automatización aplicada a la agricultura.

La evolución de la Serie 150

Disponible en los modelos 4150, 5150, 6150 y 7150, las nuevas cosechadoras de la Serie 150 vienen con tecnologías propias de los modelos más grandes de Case IH. Garantizan mayor productividad, mayor disponibilidad con bajo costo, mejor calidad de cosecha y simplicidad operativa en cualquier condición.

La línea cuenta con varias renovaciones, como la transmisión de cuatro velocidades accionada por un selector eléctrico que facilita el cambio de marchas y aumenta la agilidad operativa. El modelo 7150 posee, además, una nueva puntera pivotante del tubo de descarga, que expande la proyección del material hasta un 18%, reduciendo las pérdidas de grano en este proceso. Los modelos cuentan también con una tracción auxiliar 4×4 que aumenta hasta un 60% la capacidad de arrastre en condiciones adversas. El nuevo reductor final con más capacidad de carga y el paquete hidrostático garantizan, por su parte, hasta un 10% más de rendimiento de arrastre.

Calidad de cosecha y mayor productividad han caracterizado desde siempre a las máquinas de Case IH. Por eso, la marca decidió conservar algunos elementos fundamentales para esta Serie 150. Gracias al exclusivo cono de transición con aletas propulsoras y el alto volumen de procesamiento del rotor Small Tube, el material es trillado de manera suave y eficiente hasta la amplia zona de zarandas. Y el ventilador Cross-Flow reduce las pérdidas de grano en varias situaciones de cosecha gracias al nuevo sistema de ajuste automático de su velocidad.

Con más confort y sencillez, la nueva cabina mejora la interfaz entre el operador y la máquina con una disposición de los comandos y del joystick que facilitan la operación. Además, cuenta con un sistema de iluminación LED que aumenta tres veces la visibilidad y facilita los trabajos nocturnos.

“Estas novedades generan más velocidad, control, calidad en la operación y menos pérdidas de grano. Las cosechadoras también presentan menos componentes, lo que reduce el número de intervenciones en la máquina, aumentando la eficiencia mecánica con menos consumo”, comentó Rodrigo Alandia, gerente de Marketing de Case IH.

Automatización e inteligencia en la Serie 250

Las cosechadoras de granos Axial-Flow de la Serie 250, disponibles en los modelos 7250, 8250 y 9250, llegarán para innovar y dan un nuevo salto en la automatización de la cosecha. Lo logran gracias al AFS Harvest Command Automation, un sistema inteligente de autorregulación con cuatro modos de cosecha que gracias a sus 16 sensores proporcionan hasta un 15% más de productividad, además de simplificar las operaciones en el campo.

Alandia explicó que esta tecnología tiene como objetivo ayudar al productor a optimizar las operaciones de cosecha de granos en diferentes cultivos, en cualquier condición y siempre buscando el punto óptimo de la operación. “Esta tecnología encuentra el equilibrio adecuado entre la productividad, la calidad de los granos y la minimización de las pérdidas. Esto es posible gracias a los cuatro modos de cosecha que sincronizan la estrategia de producción y el rendimiento de la máquina en el campo, maximizando los resultados del negocio”, señaló.

A partir de este sistema, la máquina asume el mando de nueve controles que antes eran responsabilidad del operador, quien ahora puede elegir entre los modos Calidad de Granos, Desempeño Balanceado, Rendimiento Máximo y Rendimiento Fijo para que la cosechadora priorice la opción escogida en su autorregulación. Una vez calibrada analiza las condiciones del suelo y agronómicas para llegar al punto óptimo que la situación requiere. Por último, la nueva generación de plataforma de corte, con el reconocido sistema TerraFlex 4F, presenta la mejor copia del suelo en los tamaños de 30, 40 y 45 pies.

En una era donde la tecnología simplifica cada vez más las actividades, los sistemas avanzados de Case IH aumentan la eficiencia y minimizan los costos de los insumos, maximizando el potencial de rendimiento y los márgenes de beneficio.

Para el caso de la Serie 250, aún no hay una fecha exacta de llegada al mercado, pero con certeza se empezarán a producir y vender localmente en el segundo semestre.

Fuente: www.lanacion.com.ar